El proyecto ‘RefugiaDOS’ de Fundación Cepaim trabaja las habilidades sociales con participantes del programa de Atención Humanitaria

El pasado jueves día 31 de marzo se llevó a cabo un taller de Habilidades sociales con los participantes de programa “RefugiaDOS. Acogida Integral para solicitantes de asilo, refugiados y personas vulnerables”, mediante una visita al mercado local de la ciudad y una gymkana con diversas pruebas organizadas por equipos. Esta actividad se llevó a cabo junto a las personas participantes del programa de Atención Humanitaria.

El objetivo de estos talleres es el de dar a conocer lugares y puntos de interés social y cultural en Lorca, fomentando con ello la integración en el municipio y la interacción con la comunidad de acogida.

Esta actividad se desarrolló en coordinación con las clases de español que las personas participantes reciben diariamente en Fundación Cepaim a través del servicio de formación, donde se trabajaron en los días previos conceptos relacionados con las compras y la economía doméstica y local.

Para llevar a cabo la gymkana, todos los participantes se desplazaron hasta el mercado semanal que se realiza los jueves por la mañana en el recinto ferial del Huerto de la Rueda de Lorca. El mercado semanal lleva celebrándose durante décadas en el municipio y se ha convertido en una tradición popular que sigue teniendo gran éxito entre los vecinos y vecinas del municipio. Resulta llamativo comprobar como este evento sigue siendo uno de los pocos espacios comunitarios que existen hoy en día en las ciudades, siendo indispensable para ello la interacción y la comunicación entre las personas.

Como se ha señalado al principio de la noticia, las diferentes personas participantes fueron organizadas en grupos de tres personas intentando que los grupos fueran mixtos en cuanto a nivel de idioma y nacionalidades. Una vez realizadas las agrupaciones, cada equipo tuvo que superar diferentes pruebas relacionadas con la búsqueda de productos, comparación de precios, realización de fotografías, etc. La realización de cada una de estas tareas supuso la puesta en práctica de habilidades sociales y comunicativas, comprobando de esta manera el nivel de autonomía que cada persona posee para desenvolverse en actividades cotidianas.

La experiencia resultó ser un éxito ya que todas las personas mostraron un gran interés y expresaron su deseo de seguir realizando este tipo de actividades que permiten el contacto directo con la lengua y con la sociedad de acogida.

El proyecto “Refugiados. Acogida Integral para solicitantes de asilo, refugiados y personas vulnerables” así como el proyecto “Atención Humanitaria, a personas inmigrantes”, están financiados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a través de la Secretaría de Estado de Migraciones.