Fortaleciendo el asilo en España – Cómo sacar el máximo partido a la financiación del FAMI

Desde ECRE, Fundación Cepaim y Profundo hemos elaborado una nota política sobre el uso del FAMI para mejorar el procedimiento de asilo y el sistema de acogida en España. El documento basa sus recomendaciones en varios informes y en las conclusiones de las jornadas coorganizadas por estas tres entidades en abril de este año, que contaron con la participación de la sociedad civil, la Comisión Europea, representantes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, de ACNUR España y de la EASO.
 

En los últimos seis años el número de solicitudes de asilo en España se multiplicó casi por 20, lo cual ha supuesto un incremento significativo mayor que en cualquier otro Estado miembro de la UE, con un sistema de asilo y recepción español con recursos insuficientes. La financiación de la UE, como el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI), puede desempeñar un papel importante en el apoyo a la mejora del sistema de asilo español, y facilitar su cumplimiento del acervo comunitario en materia de asilo. 

En esta nota política, ECRE, en colaboración con Convive-Fundación Cepaim y Profundo, presenta sus recomendaciones actualizadas para la preparación del programa nacional del FAMI en España, centrándose en el objetivo del FAMI de “reforzar y desarrollar todos los aspectos del Sistema Europeo Común de Asilo”. Se basa en los datos del informe AIDA 2021 sobre España, el informe de Profundo “Garantizando el derecho de asilo – Cómo usar la financiación del FAMI y del IBMF en España durante 2021-2027”, el marco estratégico de redacción del programa nacional de España en el FAMI publicado en mayo de 2021, las recomendaciones de la sociedad civil reunidas en abril de 2021 y del dictamen de junio de 2021 del Foro para la integración social de los inmigrantes.

Para solucionar algunas de las deficiencias del sistema, ECRE propone utilizar la financiación para preparar a las instituciones en primera línea para un adecuado apoyo y orientación de las potenciales personas solicitantes de asilo y eliminar los obstáculos existentes para el registro de sus solicitudes, invirtiendo en infraestructuras y recursos humanos. También recomienda trabajar en la mejora de la calidad de las entrevistas de asilo a través de una descentralización gradual, la formación de calidad del personal policial y la mejora de la calidad de los servicios de interpretación. 

También urge la ampliación del actual sistema de acogida: las plazas de acogida deben crecer en torno al doble, manteniendo la estrecha colaboración en la gestión entre las organizaciones sociales y la administración pública, y centrándose en plazas especializadas para la acogida de solicitantes que presenten necesidades especiales. Por último, es necesaria una mejora general de los estándares de acogida; este desarrollo debe dirigirse en particular a las instalaciones más precarias, concretamente en las islas Canarias y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *