Con el curso escolar también comienza una nueva vida para la familia de Edgardo y Jessenia

Desde el pasado viernes 9 de septiembre el colegio del municipio turolense donde se ha trasladado esta familia cuenta con dos nuevas plazas.

Este hecho es debido a que a tal fecha fue posible el traslado al municipio de la familia de Edgardo y Jessenia. Familia que ha seguido un itinerario de inserción sociolaboral con finalidad de movilidad territorial hacia el medio rural en el marco del proyecto Integración Sociolaboral de familias inmigrantes en zonas rurales. Nuevos Senderos. Proyecto que la Fundación Cepaim puede desarrollar gracias a la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a través de la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria y la cofinanciación del Fondo Social Europeo.

Desde su inicio Edgardo y Jessenia han estado participando en las actividades propuestas en el diseño de su itinerario, presentando una alta motivación hacia un cambio de vida en el medio rural y estudiando cada una de las ofertas gestionadas por los territorios rurales en los que se desarrolla el proyecto y pudieran ajustarse a su perfil social y profesional.

Desde los territorios rurales se ha trabajado durante todo el año 2021 en la búsqueda de nuevas oportunidades de empleo y vivienda para el traslado de familias hacia zonas rurales despobladas. Siendo una de ellas la oportunidad que tanto Jessenia como Edgardo estaban buscando para darle un cambio a su vida familiar.

Tras la visita previa en el mes de julio, donde las técnicas tanto desde el centro de Valencia como desde el centro de Teruel acompañaron a la familia a conocer el municipio, la vivienda y el puesto de empleo ofertado, así como el centro educativo, el ayuntamiento, el centro médico, etc. y pudieron conversar con los vecinos y vecinas del municipio la familia decidió aceptar la oferta esperando al momento idóneo para proceder al traslado.

 

Finalmente y coincidiendo con el comienzo del curso escolar la familia se ha trasladado al municipio siendo nuevamente acompañada por las técnicas del proyecto. A su llegada fueron recibidos por el alcalde del municipio y por otra familia participante del proyecto que fue trasladada en el mes de marzo al mismo municipio.
Jessenia, Edgardo y sus tres hijos/as han comenzado una etapa de sus vidas en la que tendrán que integrarse en un entorno rural como nuevos pobladores pero que afrontan con una gran ilusión y muchas ganas de hacer de este pequeño municipio de Teruel su medio de vida y que desde la Fundación Cepaim estamos seguras de que van a conseguirlo.

¡MUCHA SUERTE FAMILIA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *