Comunicado #8M: Trabajo digno y derechos laborales para todas, todos los días del año

Este 8 de marzo, otro año más, desde Fundación Cepaim, queremos reafirmar nuestro compromiso para construir un mundo más justo, igualitario e intercultural.
La discriminación estructural en el ámbito laboral que sufren las mujeres migrantes y refugiadas viene marcada por la precariedad y la temporalidad. No obstante, la nueva reforma laboral constituye un avance importante en el abordaje de esta realidad.

Los trabajos menos valorados, tanto socialmente como desde el punto de vista retributivo, siguen siendo asumidos por estas mujeres. Sin embargo, se trata de empleos que constituyen la base de la sostenibilidad de las vidas. De hecho, muchas mujeres europeas tienen posibilidad de desarrollar carreras profesionales gracias a los trabajos en el ámbito de los cuidados de otras mujeres, en su mayoría, migrantes y/o refugiadas, conformando así las cadenas globales de cuidados.

Desde el Área de Igualdad, No Discriminación e Interseccionalidad de la Fundación Cepaim llevamos muchos años trabajando para mejorar las condiciones laborales de las mujeres en situación de vulnerabilidad; sobre todo, facilitando su empoderamiento individual y colectivo y fomentando su autonomia y toma de consciencia con respecto a sus derechos y su bienestar.

No olvidamos que los avances en temas laborales todavía no alcanzan a todas las mujeres. Las empleadas del hogar y de cuidados siguen sin poder acceder al régimen general, lo que supone una clara violación de los derechos laborales más básicos, como el acceso a la prestacion por desempleo. Estos días la sentencia histórica del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Sentencia ECLI:EU:C:2022:120) evidencia que siguen existiendo discriminaciones para las empleadas en el sector del empleo de hogar.

Los espacios de trabajo siguen siendo lugares donde las mujeres sufren acoso laboral por razón de sexo, a la vez que por origen cultural o étnico. Según un estudio presentado por el Ministerio de Igualdad en abril del 2021, el 80% de las mujeres encuestada refieren haber sufrido algun tipo de discriminación en el trabajo por razón de sexo. A la situación de precariedad que sufren, por ejemplo, las temporeras del campo en sus puestos de trabajo se añade la violencia a la que están sometidas y varias veces denunciadas por las mismas trabajadoras, a la vez que las insostenibles e injustificables situaciones de habitabilidad que sufren algunas mujeres que se ven obligadas a malvivir en asentamientos informales junto a las explotaciones agrícolas.

Según datos de la Macroencuesta de violencia contra la mujer de 2019: el 40% (8.240.537 mujeres) han sufrido acoso sexual en algún momento de sus vidas. El 98% de las mujeres que han sufrido acoso sexual lo experimentaron por parte de un agresor hombre.

Desde Fundación Cepaim estamos altamente comprometidas contra las violencias machistas y las acontecidas en los entornos sociolaborales.

Las mujeres queremos trabajar en espacios seguros, libres de violencias y en condiciones igualitarias.

Como cada año, desde Fundación Cepaim hacemos un llamamiento a la participación en las actividades y manifestaciones convocadas por las diferentes comisiones 8M presentes en todo el territorio del Estado.

Days
Hours
Minutes
Seconds