Una historia de integración en el medio rural en Huelva

Desde la Fundación Cepaim continuamos trabajando por la inserción sociolaboral de personas en especial situación de vulnerabilidad. En esta ocasión ponemos en valor la historia de vida de Mamary, natural de Mali y solicitante de Protección internacional con el que se viene trabajando de manera conjunta desde distintos programas que desarrolla Fundación Cepaim en la provincia de Huelva.

Esta acción tiene la característica principal de haber conseguido unir el trabajo de varios programas y proyectos de la entidad, logrando con ello la respuesta más integral posible. El trabajo realizado sobre los distintos ámbitos de la vida de Mamary por un lado, y el desarrollado en el territorio rural por otro, han conseguido complementar las necesidades tanto de la persona participante como las del territorio relacionadas con la despoblación del mismo, así como las demandadas por la propietaria de la finca donde Mamary se ha insertado laboralmente.

El pasado 2 de febrero personal técnico de la Fundación Cepaim del Centro de Huelva acompañó a Mamary en el traslado a una finca cercana a la aldea de El Patrás (Huelva). Una semana antes de esta inserción, Dª. Elena Calle Santiagos, propietaria de una empresa de apicultura, contactó con la oficina de nuestra entidad en Huelva solicitando el perfil laboral de una persona como apoyo en las tareas con las colmenas, y ofreciendo vivienda gratuita en la propia finca donde vive la empleadora.

Tras una evaluación de los distintos proyectos en los que Mamary participa en los Centros de Huelva, Cartaya y Lepe, se le seleccionó por su perfil sociolaboral y por la motivación mostrada a la idea de vivir en el entorno rural.

Previo al traslado de Mamary, personal técnico de la Fundación Cepaim visitó las instalaciones y la vivienda. Allí tuvieron la oportunidad de conocer a la familia empleadora, propietarios de una empresa familiar que apuesta por la interculturalidad y la responsabilidad social corporativa, acordando ese mismo día la incorporación de la persona propuesta una semana después.

Actualmente Mamary se encuentra trabajando y conviviendo en la finca, en una preciosa vivienda adjunta a la casa donde viven D. Perfecto, Dª. Elena y su hijo José Ángel, quienes lo han acogido como un miembro más de la familia.

Este logro es un ejemplo más de las distintas actividades económicas que se desarrollan en nuestro ámbito rural, supone un yacimiento de empleo y un apoyo fundamental en los procesos de inserción social y repoblación de estas zonas.

Entrevista a la familia

Además, personal técnico de Fundación Cepaim realizó una entrevista a Elena y Perfecto, la pareja que contrató a Mamary, en la que sea adentraban en las motivaciones de ambos a la hora de esta contratación.

Perfecto y Elena ya se dedicaban hace más de 27 años a la apicultura en la provincia de Salamanca, aunque en ese momento se trasladan a El Patrás (Huelva) a vivir para continuar con el negocio familiar. Desde entonces desarrollan su actividad empresarial desde aquí y se encuentran perfectamente integrados en la zona.

¿Cómo conocisteis Fundación Cepaim?
E/P: La conocimos a través de Rosa, una amiga que trabaja en la sede en Salamanca de la Fundación Cepaim.

¿Por qué creeis que es importante apostar por la diversidad cultural? ¿Cuáles son sus beneficios?
P: El contacto con otras culturas y formas de pensar enriquece al ser humano. Cada cultura puede aportar cosas positivas al resto.
E: Y por solidaridad y Responsabilidad Social Corporativa.

¿Qué aspectos positivos puede generar la incorporación de personas Solicitantes de Protección Internacional como Mamary al medio rural?
E: Aportan cultura y nuevas vivencias. Siempre hay que seguir aprendiendo y este aprendizaje es mutuo.
P: Repoblar y revitalizar estas zonas muy despobladas y abandonadas.

Actúa y Empléate, financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Dirección general de programas de protección internacional y atención humanitaria. Subdirección de programas).

Nuevos senderos. Integración Sociolaboral de Personas y Familias en Zonas Rurales Despobladas financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la junta de Andalucía a cargo de la asignación tributaria del 0,7% impuesto sobre la renta de las personas físicas.